Servicio descentralizado: Intercambio de archivos encriptados basado en IOTA

Servicio descentralizado: Intercambio de archivos encriptados basado en IOTA

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Ha sido creado un nuevo intercambio de archivos encriptados; de extremo a extremo con servicio descentralizado basado en IPFS, IOTA y la API de criptografía web.

Al abrir la política de privacidad de Google, puede leer la siguiente declaración:

Cuando utiliza los servicios de Google, nos confía sus datos“.

Eso es probablemente más honesto que muchas otras empresas; pero ¿realmente quieres confiar en todas estas empresas (grandes o pequeñas) con sus datos?

Por un lado, sus datos son cada vez más valiosos (a veces considerados como el nuevo aceite). Hoy en día, muchos gobiernos están interesados en sus datos y pueden acceder fácilmente a la información almacenada en los servidores de cualquier empresa (véase, por ejemplo, la reciente Ley US CLOUD Act firmada). Por otro lado, sus datos no son realmente seguros (por ejemplo, una violación de Equifax o un escándalo de privacidad en Facebook) ni confidenciales (seamos honestos: ¿cómo ganan dinero Facebook y Google exactamente?).

Hasta ahora todos usamos Google, Facebook; compañías que son una de las más seguras (como searchencrypt.com o minds.com). Esto debido a que nuestros términos de búsqueda no son muy importantes; y también que algunas veces llegamos a ser bastante perezosos para buscar otras aplicaciones. Sin embargo, esto cambia cuando se trata de datos más sensibles. Así que, para resumir, hay algunos datos que damos de manera gratuita por así decirlo; y otros datos que no damos y que me hacen a veces vivir en una era de piedra técnica.

Sin embargo, podría haber una tercera opción en el horizonte; una que combine todos los beneficios de las tecnologías fáciles de usar sin renunciar a su privacidad.

Hablamos de soluciones descentralizadas y encriptadas de principio a fin, de intercambio de archivos encriptados, en las que nadie, excepto usted mismo, tiene el control de sus datos. Para probar esto, se ha desarrollado un sencillo servicio de compartición de archivos llamado Pact.

Ing. Saul Ameliach Orta, Presidente de la Fundacion IOTA LATINO

Si usted carga su archivo en Pact, estará completamente encriptado dentro de su navegador (AES256-GCM) en su dispositivo local. Esto significa que toda la información que se sube a nuestro servidor ya está totalmente encriptada; gracias a la API de criptografía web. No hay nada oculto para ti. Todo se está ejecutando en tu navegador.

Además, el servidor no es un simple servidor; es un nodo IPFS que comparte todos los datos con el resto de la red IPFS; se espera que pronto se convierta en un cluster descentralizado.

Por ejemplo; imaginemos que usted carga algunos datos en Pact y desea almacenarlos durante un período de tiempo más largo. Como sabemos hay países que prohíben tanto las criptomonedas, la minería y por ende cualquier tipo de encriptación; esto incluyendo a todo tipo de intercambio de archivos encriptados.

Si esto sucede, simplemente para el intercambio de archivos encriptados puede solicitar sus datos desde cualquier otro nodo IPFS disponible públicamente gracias a la solución descentralizada. Firefox incluso empezó a soportar IPFS dentro del navegador, así que en lugar de ir a nuestro sitio web para solicitar tu archivo, puedes prácticamente solicitarlo a cada participante de la red.

Además, ciertas regulaciones, como el cumplimiento de la HIPAA en el cuidado de la salud, requieren que usted mantenga un registro de su información compartida y probablemente sea una buena idea que un tercero descentralizado adicional lleve un registro de estas transacciones. En este caso, usted quiere un sistema de registro descentralizado inmutable, donde tenga una dirección fija para buscar los registros (con IPFS la dirección cambiaría con cada nueva entrada de registro) y no es posible borrar fácilmente esta entrada de registro. Por lo tanto, estamos utilizando la red IOTA-Tangle.

Así que, ahí lo tienes: un servicio de intercambio de archivos encriptados; de extreamo a extremo descentralizado, que (excepto en algunos de los primeros errores) funciona tan rápido como cualquier otro servicio de compartición de archivos. Y soy bastante optimista de que esto es sólo el comienzo. (Se podría decir en este punto que las grandes compañías de Internet ahora necesitan estar asustadas, pero con este tipo de dinero probablemente no necesitas estar asustado por mucho tiempo).

Fuente/medium.com