Conoce el Evangelio perdido de IOTA predicado por Kevin Chen

Conoce el Evangelio perdido de IOTA predicado por Kevin Chen

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Daniel De Michele sintió correr por sus dedos las arenas del arqueólogo. Se topó con algunos apuntes del “evangelio perdido de IOTA”. La luz interpuesta de los píxeles daba al documento la textura de un papiro antiguo. Sus letras llenas de brillo se habían ensombrecido para transformarse en un secreto inaccesible.

Está frente a los recuerdos de su unción. Él fue en los remotos días de 2017 parte de los escribanos, uno más del ejército de las buenas nuevas. IOTA es un sentimiento dentro de sus acólitos y los seguidores de otras obediencias lo saben. Quienes integran la Red de Evangelistas de la IOTA vienen de hacer vida en las abadías del blockchain.

Y cómo sucedió el extravío. Por qué en desbandada los evangelizadores desaparecieron. Muchas veces las repuestas no tienen ninguna importancia. Tal vez solo se requería una maduración. Según el inglés John Wearden “si ralentizamos nuestro reloj interno agudizamos nuestra percepción”. Esa sería la razón por la que vemos en el neoyorquino Kevin Chen, tras pocos años, rostro de maestro zen.

Evangelio perdido de IOTA

Según palabras sagradas encontradas en el templo de LinkedIn, Chen es el fundador de la Red de Evangelistas de IOTA. De él nació la idea de divulgar las buenas nuevas que forman parte del evangelio perdido de IOTA.

De acuerdo al apóstol Daniel De Michele, la Red Evangelista IOTA (IEN) es una estructura ecléctica. Él escuchó la palabra del propio Kevin Chen y su transcripción la atesora como un texto en arameo.

“La IEN es muy unida (…) una malla humana de entusiastas dedicados de la IOTA… “Nuestro ADN incluye desarrolladores, ingenieros de hardware, arquitectos de soluciones, empresarios, científicos de datos(…) “Trabajamos en empresas nuevas, grandes corporaciones, universidades, gobiernos estatales y organizaciones sin fines de lucro por igual en diversas industrias”.

Evangelio perdido de IOTA - IOTA Latino

“Unimos fuerzas en torno a nuestra pasión por la tecnología de la IOTA y el tiempo y la energía de los voluntarios para apoyar el objetivo de la Fundación IOTA de educar y promover la IOTA a nivel mundial para lograr la adopción ubicua a través de la co-creación.”

Puedes leer: Imaginatón: IOTA y el mortal teletrabajo es un reto para la DLT

“Hacemos esto a través de reuniones, eventos, talleres, e implementaciones de casos de uso/PoC”.

De Michele da testimonio

El mismo que reencontró el evangelio perdido de IOTA, Daniel De Michelle, dio fe de no ser una apostata. Sabe que el tiempo pasó, que algo se detuvo, pero que la vocación está intacta.

En los libros abiertos del blog de blogs Medium, está escrita su impresión de la génesis. Está redactado bajo el título: Reiniciando la Red de Evangelistas de la IOTA. Narra los tiempos en que el evangelio perdido de IOTA era palabra viva. Eran los días del lejano 2018. En ese pretérito vivieron Peter Willemsen, quien reveló el estado de su trabajo integrando la IOTA en el Ledger Nano. De Michele lo vio, los palpó y vio que lo que hacían era buen.

“En mi primera llamada, Peter Willemsen reveló el estado de su trabajo integrando la IOTA en el Ledger Nano”.

“Poco después de que Lman Chu empezara a trabajar en soluciones basadas en IOTA con Taipei, Nino Ulrich salió con lo que acabaría siendo Iampass. Terry Shane dio su asombrosa charla «100 mil millones de razones por qué». “Daniel Trauth me presentó el DataMarket de IOTA y el increíble trabajo que está haciendo su equipo en el Laboratorio de Aachen”. “Dennis Shönke fundó Skaly, Kumar Anirudh empezó a trabajar con IOTA y muchos otros iniciaron PoCs (se necesitaría otro puesto para nombrar a todos)”.

Sobre esos eventos De Michele dijo: “Maldición, esos fueron días increíbles. Qué cantidad de gente talentosa a la que podías acceder siendo miembro de la IEN era simplemente motivadora. Yo mismo terminé fundando un proyecto para hacer un puente entre el XDK110 y el Tangle (xdk2mam)”.

Tenemos nuevo profeta

Los desiertos pueden ser australes. La aridez siempre ha estado asociada con la iluminación. Poco importa sobre cuál duna se sembró la semilla del retorno de la IEN. Solo es palabra sagrada que su nuevo profeta es el propio Daniel De Michele, quien mostró el texto de Chen.

En Medium se puede hallar la historia completa. Es el nombre de un servicio de publicación de blogs creado en 2012 por los cofundadores de Twitter Evan Williams y Biz Stone.​

En sus espacios De Michele escribió que se reunió con miembros de la Fundación IOTA y de la IEN. Ellos aún integraban el Comité Directivo. De sus manos obtuvo un consenso inesperado. Ahora es el nuevo jefe de la IEN junto con Kumar Anirudha, Daniel Trauth, Dennis Shönke y Lman Chu en el SC.

Puedes leer: Posibilidades de la robótica para enfrentar la crisis del coronavirus

“Según tengo entendido, la misión de la IEN debería ser la de fomentar proyectos y conectar los puntos mientras se difunde la palabra sobre lo que es la IOTA”. El fin es aumentar y estimular su adopción. Independientemente de tu perfil/profesión, si tienes interés en el protocolo de la IOTA y quieres formar parte del siguiente paso, deberías considerar seriamente solicitar formar parte de la IEN. Es el lugar adecuado para que recibas el impulso adicional que necesitas para empezar a materializar tu proyecto, de personas con experiencia que ya lo han hecho y que te guiarán a través del proceso.

Esa es su palabra. El evangelio perdido de IOTA ha reaparecido.