Sensor para detectar la COVID-19 en el aire interesa a la IOTA

Sensor para detectar la COVID-19 en el aire interesa a la IOTA

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El tema de los sensores para la Fundación IOTA está suscrito al área de Investigación y Desarrollo. De allí que cualquier información que surja es de su interés. Un dato que recientemente ha resaltado es el caso del sensor para detectar la COVID-19 en el aire.

La Fundación IOTA está desarrollando toda una completa tecnología dirigida a la industria de la Internet de las Cosas (IoT). Desde su surgimiento como proyecto ha causado y mantiene el interés de grandes corporaciones. Con la idea se cristalizó una criptomoneda y su valor de cambio será entendido particularmente por las máquinas.

Puedes leer: IoT en la agricultura dará buenas cosechas para la IOTA

No es extraño que el desarrollo de sensores sea del interés de la fundación aguas abajo. Como ejemplo está un sensor inteligente basado en la Tangle de IOTA creado por la empresa Lidbot. El sensor Lidbot se utiliza en la industria de gestión de residuos para ayudar a las empresas a hacer un seguimiento de su demanda actual.

De forma práctica Lidbot es actor clave en Trondheim, una ciudad noruega que se desea derive en una smart city. La tangle de la IOTA pretende automatizar y expandir de forma sostenible los flujos de procesos de la ciudad.  La misma idea ha tenido acogida en una isla vacacional de Singapur. La idea es mantener limpia la isla para mostrar cómo podría ser la gestión inteligente de residuos del mañana.

Sensor para detectar la COVID-19

Muchos elementos se conjugan en el mundo de la Internet de las Cosas (IoT). El desarrollo de la 5G, la robótica, los sensores y por supuesto la tecnología IOTA. De allí las emociones que ha causado la noticia sobre un sensor para detectar la COVID-19.

Las albricia llegan de Suiza. Un equipo de investigadores helvéticos ha desarrollado un sensor para detectar la presencia del virus. El dispositivo puede ser adaptado para la detección de otros microorganismos vivos, pero la actualidad manda.

Uno de los potenciales del sensor está en su capacidad de precisar la presencia del virus en el aire. Expertos de Instituto Tecnológico Federal de Zúrich y del Hospital Universitario de esa misma ciudad han ponderado su versatilidad. Curiosamente un profesor de origen chino, Jing Wang, es el encargado de la investigación.

Los científicos suizos precisan que el sensor no tiene por qué sustituir los test de laboratorio. Sin embargo sus prestaciones van mucho más allá de lo individual. El dispositivo puede usarse para medir la concentración del virus en el aire en tiempo real. Se estima de utilidad en zonas con mucha gente tales como estaciones de tren, estadios de fútbol u hospitales.

Cómo funciona el sensor

De acuerdo al equipo multidisciplinario suizo, el sistema utiliza fenómenos físicos. Percibe en las moléculas de ARN de un virus cambios de luz y temperatura. Usa estructuras metálicas microscópicas para determinar la presencia del coronavirus.

El equipo ha probado el sensor tanto con el actual coronavirus como con el anterior SARS que causó una epidemia en 2003. El sensor puede claramente distinguir entre secuencias de virus muy similares  y ofreciendo resultados en cuestión de minutos.

Puedes leer: ¿Por qué el A.K.A. de Arthur Schopenhauer es “el Buda de Frankfurt”?

Berna advirtió que el sensor todavía no está listo para detectar la concentración del coronavirus en el aire. En necesario explica que aún faltan varios pasos experimentales por dar.

Sin embargo, «una vez listo, podría aplicarse también a otros virus y ayudar a detectar y detener epidemias en su primera fase».