Contratos Inteligentes debutan como experiencia en la tecnología IOTA

Contratos Inteligentes debutan como experiencia en la tecnología IOTA

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Los contratos Inteligentes de IOTA están tomando forma más allá del espacio teórico y las pilas bautismales de la Fundación. Desde Alemania se ha sabido que aunque se encuentra en su fase inicial, servirá como prueba para su futura aplicación. Como noticia es una de las que más destaca en la bitácora de IOTA. El impulso que los desarrolladores han tomado en las últimas semanas coloca una mirada exponencial en la tecnología.

Los expertos están iniciando a verificar la funcionabilidad de los Contratos Inteligentes de IOTA. El resultado fuerte sería la externalización de los cálculos. Dentro del patrón de economía que plantea IOTA este paso es el más susceptible para la monetización.

Puedes leer: Rover Perseverance, el todoterreno de la NASA que buscará vida en Marte

Los contratos inteligentes de IOTA irán directo al mercado de datos. Estos proporcionan flujos de datos finos y granulares de dispositivos y nodos de sensores de todo el mundo. Gestionan datos sobre el medio ambiente, la agricultura y la atención sanitaria anónima, lo que facilita la creación de un mercado abierto y sin permisos de información basada en datos.

Contratos Inteligentes de IOTA

De acuerdo a la Fundación el equipo también ha implementado el primer contrato inteligente de código duro. El contrato inteligente de código duro servirá como base para probar la implementación de todo el enfoque, y el equipo construirá un tablero y herramientas para ello.

Contratos Inteligentes de IOTA - IOTA Latino

El equipo de desarrollo también ha completado las especificaciones para la nueva cartera construida para la fase 2 de Crisálida. El equipo está trabajando en la implementación inicial de la biblioteca de carteras. Además crea una biblioteca para el almacenamiento y manejo seguro de llaves privadas.

Las cadenas de bloques funcionan de manera estrictamente determinista. A diferencia de los contratos inteligentes de IOTA están sujetas a tarifas fluctuantes. Los contratos inteligentes vinculados a cadenas de bloques son ciegos, sordos y mudos. Son objetos estáticos que se activan sólo cuando se alimentan de los datos necesarios. Los cálculos en cadena son prohibitivamente costosos. Con los contratos inteligentes de IOTA, condiciona un entorno y un patio de juegos totalmente diferentes, de posibilidades aún inexploradas.

Qubic es su prototipo

Los contratos inteligentes de IOTA nacieron con el desarrollo de Qubic. Los esfuerzos que se han realizado para conceptualizar se remontan al año 2012.

Los cálculos subcontratados permitirán la ejecución de aplicaciones en un sistema de intercambio de recursos masivamente paralelo. Esto abrirá horizontes para intrigantes posibilidades futuras. En estudios publicados recientemente han demostrado la capacidad de las técnicas de aprendizaje automático para predecir el comportamiento caótico.

Puedes leer: Plataforma MyDataEconomy y Senseering “psicoanalizan” a las máquinas

IOTA continúa estableciendo el estándar para la innovación en el desarrollo de criptografía fuera de la cadena, Qubic es su última empresa en contratos inteligentes basados en datos. En un mercado lleno de especulación, IOTA se ha convertido en un líder de la industria a tener en cuenta.